domingo, 15 de abril de 2012

Segunda carta abierta de Álvaro de Marichalar a Pilar Rahola


Ésta es la segunda carta abierta de Álvaro de Marichalar a Pilar Rahola. Antes de leer esta carta es recomendable leer lo siguiente:

y aquí va la segunda carta abierta de Álvaro de Marichalar a Pilar Rahola:


Estimada Señora Rahola,

Aunque me da toda la pereza imaginable, me veo forzado a tener que dirigirme a Usted. Otra vez.
Acabo de comprobar que ha vuelto Usted a mentir. Ahora en otro medio de comunicación, 8tv. Ha falsificado la realidad una vez más. La veo obcecada; con cierta obsesión quizá… De nada le han servido los consejos que le daba el otro día en mi carta de réplica en La Vanguardia titulada "Mira't a tu i no diràs mal de ningú". Probablemente está nerviosa por habérsela tenido que leer y porque también la han leído otras 75.000 personas en La Vanguardia digital, y muchas de ellas han expresado en sus comentarios que no están tan de acuerdo con Usted como seguramente esperaba...

Compruebo que el pasado día 2 de abril en el programa “8 al dia” de 8tv, Usted se dirigía directamente a mí (sin estar yo presente; tuteándome y con un inquietante tono amenazador) afirmando que “me aprovecho” de mi apellido porque "después de mis regatas salgo en las televisiones y me dejo entrevistar". También ponía en duda que hace años los medios deportivos me llamaran “El otro Induráin” o “El Induráin del mar”. Ante estas ridículas garambainas, sólo puedo comentarle que le adjunto algún recorte de prensa de 1992 donde podrá ver esas expresiones, y que si la TV japonesa; TV3; la BBC; TVE o la CNN me vienen entrevistando desde 1990, es por haber conseguido navegar en pie y en solitario desde China a Japón, desde Barcelona a Odessa, o desde Italia a EE.UU. a bordo de una embarcación de tres metros de eslora con la que he logrado once récords del mundo de navegación. Ya me dirá Usted lo que tienen que ver aquí los apellidos... Por cierto, en la popa de esa pequeña embarcación de nombre “NUMANCIA” ondean la Senyera, la bandera de Navarra y la Ikurriña; junto a la bandera de España. Juntas.

Pero vamos a lo más importante. Desde el referido programa, Usted también me adviertía: “Sr. Marichalar, els insults als catalans no són gratuïts” Y luego, en un tono difícil de describir, me lanzaba alguna pequeña amenaza que cerraba con un insultillo bastante fatuo ("vostè, adossat") que hace referencia al título del brillante artículo que escribió contra mi persona el pasado día 25 en La Vanguardia.

En este punto, sólo puedo decirle que cree el ladrón que todos son de su condición. Me suena a “último cartucho”; como que se ha quedado Usted sin cartas vaya. Yo no insulto a los catalanes. Lo que he hecho es debatir aquí en Moscú con unos políticos catalanes que se gastan en Rusia lo que no se gastan en los hospitales de Mataró. Es decir, que deciden dilapidar nuestro dinero en Moscú en lugar de gastarlo en arreglar la Sanidad catalana. Eso no es insultar, es constatar una realidad y expresarla en libertad.

Un comentario del pasado día 4 en la página Web de 8tv dice textualmente: “Marichalar no va insultar als catalans però tu Pilar si que l’has insultat a ell”. Sí. Usted sí insulta. Está comprobado. No tiene argumentos ni por lo que parece, las ideas claras. Por eso sólo le queda insultar. Y no me refiero a que me llame "Alvarito" displicentemente y entre risitas necias desde su privilegiado pedestal en un programa de TV; me refiero a sus "perlas" soeces y ordinarias como ésta: "suda inteligencia por los sobacos" ...Qué expresión más difícil, grosera y patán Dios mío... Què xaró!, Deu meu...

Yo no insulto por principio y además porque tengo argumentos suficientes para rebatir sus manipulaciones y falacias. No necesito insultar a nadie. Nunca. Probablemente a lo que Usted aspira; lo que Usted sueña, es que yo insulte alguna vez a los catalanes. ¡Lo sueña tanto que lo afirma! ...Poco le importa que sea una peregrina invención suya. El revés y frustración para Usted y sus pretensiones, es que insultar a los catalanes es algo que resulta imposible para mí. Nunca lo haría, ya que insultar a los catalanes sería insultarme a mi mismo. No hay, hubo ni habrá jamás motivo alguno para insultar a los catalanes.

Lo que representa un insulto para los catalanes es su actitud. Su obsesión. Sus falacias y comportamiento insensato e imprudente. Lo que es un insulto para los catalanes es pagar con el dinero de los contribuyentes (es decir, con nuestro dinero) un pabellón exclusivo de Cataluña en la feria de Turismo de Moscú, sin aprovechar y rechazando una marca que pertenece a los catalanes y que además conocen a la perfección todos los rusos: la marca España. Lo que es un insulto para los catalanes es usar nuestro dinero en Rusia para "crear identidad" en vez de usarlo para promocionar el turismo ruso en Cataluña desde la infinitamente mayor efectividad que supondría hacerlo junto al resto de España, dentro del pabellón de España (como hacía el otro día aquí en Moscú el Hostal de La Gavina de S’Agaró y otros hoteleros catalanes, por cierto...).
Es un insulto para Cataluña que los rusos se rían de Cataluña al ver su pabellón solitario e independiente cerca del de Alemania, Italia, Francia o España. ¡Qué vergüenza y pena me dio escuchar los comentarios que hacían los rusos sobre el tema!

Es insultar a los catalanes pagar con nuestro dinero los billetes de avión y estancia en Rusia (no precisamente en la pensión del peine moscovita…) del consejero y su gran séquito de “políticos” con la que está cayendo, es decir, encontrándonos en quiebra. Lo que es un insulto para los catalanes son todas y cada una de las “embajadas” que mantiene el gobierno autonómico catalán (también CON NUESTRO DINERO), aún sabiendo que no se justifican entre otras muchas cosas porque dicho gobierno no tiene competencia legal alguna en política exterior.

Es un insulto para los catalanes las condiciones en las que está la sanidad o la enseñanza en Cataluña. Es un insulto también para los catalanes que la bandera de España (es decir la bandera de los propios catalanes, navarros, castellanos, canarios o vascos) no ondee en varios edificios públicos incumpliendo la ley y despreciando el sentido común, la historia, y la realidad de la sociedad catalana. Es insultante para los catalanes que el alcalde de Barcelona diga que no multará a los que cambien la E por CAT en las matrículas; burlándose de la ley. Lo que es un insulto para los catalanes es que ciertos miembros de la "casta" política se dediquen a intentar enfrentar a los españoles con sus compatriotas catalanes, y a los catalanes con sus compatriotas del resto de España. Y además, lo hacen con nuestro dinero ¡por supuesto!

Y lo que es otro insulto también para el buen nombre de Cataluña, es que una catalana tan inteligente y guapa como Usted insulte, mienta y difame tanto y de manera tan simplona, gratuita y necia.

El otro día en su brillante artículo en La Vanguardia decía Usted sobre mi persona: “…riñe a los catalanes por nuestro ingente y perverso despilfarro, una pensaría que estamos ante un monje franciscano. Y en esas estamos, sufriendo un déficit fiscal letal, y va este Lawrence de Arabia en versión pija y nos lee la cartilla. Sin duda él mismo es un modelo paradigmático de lo que significa ser austero”

Señora mía, no manipule la realidad con ese descaro. Yo no riño a los catalanes. Riño indignado a los irresponsables y nuevo ricos “políticos” que despilfarran nuestro dinero (sean catalanes, canarios, madrileños o baleares). Hay que tenerla de cemento armado para decir lo que dice, Pilar. Comprenderá Usted que si yo soy austero o dejo de serlo (algo por otra parte de lo que Usted no tiene ni idea), es cosa mía. Asunto particular. 100% privado. Ya que se trata de mi dinero. Yo gasto o ahorro mi dinero, como debo, quiero o puedo. Porque es mío. Es dinero que me gano todos los días, sin contar con nada ni nadie más que mi propio trabajo. Ustedes, los de la “casta" juegan con “pólvora del Rey”, es decir, con nuestro dinero. Hay una diferencia abismal mujer… Pero parece que a Usted ese pequeño detalle no le importa demasiado y se atreve a hablar de “déficit fiscal letal”. Letal… Efectivamente, la acción de ciertos políticos resulta del todo letal. Son los que despilfarran; derrochan; dilapidan y mal utilizan nuestro dinero los que causan su “déficit fiscal letal”. Resulta una vergüenza comprobar cómo se aprovechan (eso sí está contrastado) de su posición los de “la casta”. Muebles de diseño horteras de nuevo rico cursi; coches oficiales hasta para los rectores de universidad…; tarjetas de crédito a granel; secretarias; “asesores”; sueldos; prebendas de todo tipo; manejos; tráfico de influencias… Escándalos constantes y sin fin. Sabiéndose intocables. Arreglándoselas para no devolver un duro las pocas veces que les pillan: en esos casos no hay “color político” ni pertenencia a partido que valga; ahí todos son amiguetes y se ayudan en lo que haga falta. Hoy por ti…
Y con nuestro dinero. Todo siempre con nuestro dinero.

Ojala se parecieran en un 1% a un monje franciscano… Los franciscanos les dan a los de la “casta”, mil vueltas. En todo. Siempre. Y mientras, no hay para hospitales; enseñanza; investigación o ayudas a los más necesitados. Se lo han pulido en sus “embajadas”; en "identidad" y demás pabellones en las ferias de turismo de medio mundo. Todo esto es lo que provoca el caos económico, político, social y moral que está arruinando a Cataluña y al resto de España. Todas esas ínfulas, complejos, manipulaciones y “política” del tres al cuarto nos están arruinando a las personas particulares que les hemos puesto ahí dándoles nuestra confianza y mandato, mientras pagamos sus sueldos. La respuesta de la "casta" es frustrar las ilusiones, el esfuerzo y el trabajo de todas las generaciones de españoles (los catalanes los primeros); de todas las personas de todas las tierras de España que han hecho posible cinco siglos de Historia común.

Pero para confundir y despistar, Usted tiene "el valor" de juzgar a una persona particular y sentenciarla como "modelo paradigmático de lo que significa ser austero"
¡Es prodigioso! Lo dicho, "cemento armao".

De todas formas, la vuelvo a perdonar mujer de Dios. Y aprovecho para pedirla que se enmiende, rectifique y pida perdón; no a mí que no aspiro a tanto, pero sí a las personas de bien a las que ha intentado manipular; también en el programa “8 al dia”, a través de sus embustes contra mi persona.

Corríjase por favor. Le hará bien.

Reciba un cordial saludo,

Álvaro de Marichalar Sáenz de Tejada Bruguera
Moscú. Rusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario