lunes, 5 de marzo de 2012

Traduzcamos los topónimos


Moncho Sarriera

El nacionalismo catalán exige que las únicas denominaciones oficiales de todas las poblaciones catalanas sean las que se expresan en lengua catalana.

No podemos ya pues decir ni Lérida ni Gerona, y no hablemos ya de Villanueva y la Geltrú.

Los nombres de las poblaciones se traducen en la mayoría de las lenguas como el inglés el francés y también el español.

Se traducen por una razón sencilla, que en nada responde a ansias imperialistas, ni sirve a oscuros propósitos: Es más fácil de pronunciar.

Es ridículo que hablando en castellano digamos Girona en lugar de Gerona como lo es decir London en lugar de Londres.

Lo peor de todo es que los mismos nacionalistas que exigen esa denominación exclusiva en catalán, hacen todo lo contario cuando son ellos los que mencionan a poblaciones del resto de España, que por supuesto traducen al catalán y hablan de Saragossa por Zaragoza, Càdis por Cádiz, Sant Sebastià, etc.

Seamos sensatos y dejemos de plegarnos a todos sus deseos, y sigamos diciendo Gerona Tarragona y Villanueva cuando hablemos en castellano, no es por nada, es porque nos entenderemos mucho mejor y de eso es de lo que se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada