miércoles, 2 de noviembre de 2011

Las vícitmas de ETA piden justicia



La negociación con ETA continúa. Posiblemente pidan perdón y entreguen el armamento antes del 20 de noviembre. Las víctimas del terrorismo no se conforman sólo con eso. Piden Justicia.

La petición de justicia es una demanda común en todas las víctimas del terror en cualquier parte del planeta. Un ejemplo: Las víctimas de Pinochet. Augusto Pinochet mató a 3,225 personas sólo porque se oponían a su régimen dictatorial. Se produjeron algunos juicios contra los responsables de violar los derechos humanos, sin embargo las penas aplicadas fueron muy leves y Pinochet no fue juzgado. En octubre de 1998, ocho meses después de dejar voluntariamente de ser el dictador de Chile, el juez Garzón ordenó su arresto mientras se encontraba en una visita en Londres. En aquel momento todas las asociaciones de víctimas de Chile, e incluso Amnistía Internacional redactaron el Manifiesto contra la impunidad exigiendo la aplicación justa de la ley. Tenían razón, los muertos no descansan en paz hasta que los crímenes son juzgados.

Las mismas personas que en su día aplaudieron el comportamiento de Baltasar Garzón, hoy reprueban la actuación de las víctimas de ETA, al considerarlas un estorbo en el proceso del fin de la banda. Duran i Lleida ha pedido a las víctimas que entiendan “que no es la hora de la venganza sino de la paz” y que es tiempo de “evitar más dolor y más horror”. Incluso la familia de Ernest Lluch ha pedido al resto de víctimas que no intervengan: “Las víctimas no somos objetivas. Se nos debe de tener en cuenta en el momento en que se tiene que reconocer que hay víctimas, pero nosotros no podemos intervenir en este proceso”, ha dicho la hija del ex ministro asesinado por ETA. Pero esta actitud no es generalizada entre las víctimas.

Todas las asociaciones han secundado la concentración organizada por Voces Contra el Terrorismo del pasado sábado en Madrid para pedir justicia con el lema ’Frente a la impunidad, Justicia’. Los pocos políticos que acudieron lo hicieron a título personal, no en nombre del partido. Algunos políticos del PP, ninguno del PSOE ni de UPyD.

Los ecos de la concentración no se han hecho esperar. Por una parte Francisco José Alcaraz, presidente de VCT, ha recibido durísimas críticas del periodista Federico Quevedo que le ha acusado de ser el que “más daño ha hecho a las víctimas del terrorismo”. Por otra parte, la actitud del Partido Popular se ha endurecido y en el programa electoral presentado por Mariano Rajoy se anuncia que no negociarán con ETA ni por la presión de la violencia, ni por el anuncio de su cese.

Pero aunque Rubalcaba ha subido en las últimas encuestas tras el comunicado de ETA, no es suficiente. La sociedad española lleva muchos años lidiando con el toro del terrorismo y no parece estar contenta con la rendición que ha hecho el presidente Zapatero. Con ETA se puede acabar o bien aplicando las leyes, o bien cediendo en todas sus peticiones. El presidente ha optado por la segunda vía. Su actitud nos recuerda la del presidente de la comunidad de vecinos de la serie televisiva ‘Aquí no hay quien viva’, que en un episodio le hizo un donativo a un ratero que estaba atracando a uno de los vecinos para evitar que robase y reinsertarlo.


>En la imagen, Francisco José Alcaraz en la concentración en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario