domingo, 3 de julio de 2011

Los nacionalistas manipulan hasta los sueños... con la ayuda inestimable del PSOE


La capitalidad cultural europea era un sueño de muchas ciudades. Defendieron sus aspiraciones con artes nobles: actos culturales, banderas en los balcones, ilusión e insistencia. Lo que la mayoría de las ciudades candidatas no contaban era con terrorismo y kale borroka. Ahora, la negociación del Gobierno para llevar a los pro etarras a las instituciones parece haber inspirado la decisión de convertir Donostia -bella ciudad- en la premiada con  el acontecimiento.


San Sebastián, ahora gobernada municipalmente por Juan Karlos Izagirre, de la coalición independentista Bildu, ha sido elegida como Capital Europea de la Cultura 2016 por su “rebeldía cívica contra cualquier forma de exclusión y de violencia”. El presidente del jurado, Manfred Gaulhofer, afirmó explícitamente que el criterio por contribuir al proceso de paz había "determinado" la decisión en detrimento, entre otras ciudades de Zaragoza y Córdoba.
Según la delegación de Córdoba 2016, que esta semana pasada viajó a Madrid, la ciudad andaluza era ganadora tres horas antes de que el jurado diese a conocer el fallo. Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, quiere impugnar esa decisión ya que la normativa para decidir la capital cultural regula los criterios para esa decisión, que en ningún caso son motivos políticos.
Es posible que el jurado haya querido premiar la kultura, consistente en no condenar la kale borroka ni el tiro en la nuca, nunca llevada a cabo por los actuales gobernantes de dicho municipio. Quizás han querido premiar el incumplimiento de la ley de banderas al quitar la española del ayuntamiento de Lizarra o el acoso aCarlos García, concejal del PP en Elorrio protagonizado por la formación Bildu.
UN DIPUTADO GENERAL MONOLINGÜE
San Sebastián no ha sido noticia sólo por eso, si no también porque Martín Garitanoha presidido en el Palacio Foral un acto protocolario para dar a conocer el nuevo ejecutivo guipuzcoano, integrado por cinco diputados independientes de la izquierda abertzale, entre ellos ex ediles de HB y Batasuna; dos de EA, y uno de Alternatiba. El diputado general ha pronunciado su discurso íntegramente en vascuence y ha rechazado resumirlo en castellano para la prensa. En una de las afirmaciones que no quiso traducir al español, expresaba su voluntad de "gobernar para todos y con todos los guipuzcoanos". Garitano ha aprovechado la ocasión para reiterar el compromiso de la Diputación Foral con la "paz y la normalización política". Sin embargo, no ha condenado todavía ninguno de los atentados de la banda terrorista ETA.
EL PSC, EN LA CARRERA NACIONALISTA
Y mientras Garitano ha hablado exclusivamente en vascuence, el idioma catalán se ha quedado a un paso de convertirse en lengua oficial de la Unión Europea. La eurodiputada catalana del Partido Socialista Maria Badía quiso aprovechar la adhesión de Croacia a la Unión Europea para introducir una modificación normativa que permitiese la oficialidad del catalán en las instituciones europeas. Para ello elaboró un texto junto con los eurodiputados de ERC y CiU. Ese documento se sometió a votación en el Congreso de los Diputados el jueves, a petición de CiU. Los socialistas catalanes decidieron votar en contra del texto. El PSC quiso cambiar el contenido original y, en vez de considerar al catalán lengua oficial, "conseguir que las lenguas cooficiales dispongan de un mayor reconocimiento de las instituciones de la UE", para "facilitar que los ciudadanos españoles puedan relacionarse con estas instituciones en cualquiera de estas lenguas cooficiales". La diferencia no está muy clara. Lo que sí que es evidente es que las aspiraciones nacionalistas del Partido Socialista de Cataluña son casi idénticas a las de CiU y ERC, pero ya han asumido que pasan a la oposición y están ejerciendo oponiéndose incluso a propuestas que han sido diseñadas por ellos mismos.
ENCUESTAS QUE ABONAN EL CAMINO
La frustrada oficialidad del catalán en Europa ha supuesto un gran disgusto en las filas del nacionalismo catalán, que estaba exultante tras la publicación de la encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad de Cataluña, que decía que el 43% de la población de la Comunidad Autónoma está a favor de la independencia, mientras que el 28% se posiciona en contra, con una abstención del 23%. A ese respecto Rubalcaba ha afirmado: "En fin, una encuesta... y ya saben ustedes que las miro y poco más, y las tengo en cuenta, claro". Posiblemente Rubalcaba estaba pensando en que tras el sondeo se se encuentra Jordi Argelaguet, director del CEO, militante de Convergencia y ex militante delMoviment de Defensa de la Terra -organización hermana de Terra Lliure, la extinta banda terrorista catalana-. También militó en ERC.

Ver crónica en La Voz Libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario