jueves, 15 de septiembre de 2011

Pancarta de ERC en Sabadell: 'Al compañero español, intégralo o margínalo'


‘Al compañero español, intégralo o margínalo’. Es el lema de una pancarta elaborada por ERC en la población deSabadell. El cartel se colgó en el Instituto Joan Oliver. Los centros educativos andan muy revueltos últimamente debido a las sentencias del TSJC que exigen a la Generalitat una educación bilingüe en el plazo de dos meses.
'Som escola' es una plataforma nacida a raíz de la decisión judicial con intención de fomentar la insumisión y el mantenimiento del actual sistema educativo. Está apoyada por casi todos los sindicatos de profesores. En su afán por imponer el catalán han desarrollado una campaña colocando en las escuelas carteles con el lema 'Por un país de todos. La escuela en catalán'. El cinismo está tan arraigado en la sociedad catalana, que poca gente se atreve a rebelarse ante estas consignas.
La educación catalana no está dirigida a todos, es discriminatoria. Según un informe de la Generalitat, el fracaso escolar de los alumnos castellanohablantes es exactamente el doble. El fracaso entre los niños catalanohablantes es del 11%, mientras que entre los chavales que hablan español es del 22%. La enseñanza en la lengua materna, “es un poderoso instrumento para combatir la discriminación”, afirmó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en el último ‘Día internacional de la lengua materna’. ¿No hay ningún organismo en Cataluña dispuesto a apoyar a los desfavorecidos?
La institución que más ayuda a los desamparados en el mundo es la Iglesia Católica. Por eso sorprende su postura ante esta situación. La ‘Fundación Escola Cristiana de Catalunya’ ha salido en defensa de la política de imposición del catalán. “Entendemos que el país [Cataluña] no puede prescindir de este modelo educativo y damos total apoyo a las autoridades educativas de Cataluña en las medidas que se encaminen hacia este fin", dice el comunicado.
La izquierda también ha sido tradicionalmente un soporte para los marginados. Es desconcertante la postura de los socialistas que han apoyado una propuesta de ERCen el Congreso a favor de la inmersión lingüística. Meritxell Batet (PSC) ha afirmado que el modelo actual es un modelo de “integración”, de “cohesión” y el único que “garantiza el bilingüismo real” y “la libertad” de los alumnos.
Lo más incomprensible de todo es que la población catalana no quiere el sistema actual. En un reciente sondeo, el 81 por ciento de los encuestados se mostraron favorables a un sistema educativo bilingüe. El divorcio entre el mundo institucional y los ciudadanos es enorme.
Pero a los políticos nacionalistas no les importa lo que prefiera la gente. Siguen la máxima del instituto de Sabadell: “Al compañero español, intégralo o margínalo”. Un ejemplo lo tenemos en la senadora de CiU y alcaldesa de Calella (Barcelona),Montserrat Candini, que ha insultado a los padres que interpusieron las demandas que han dado como resultado las recientes sentencias del TSJC. Candini considera a estos padres “chiitas que atacan nuestra lengua”.
En la imagen, la pancarta de ERC en Sabadell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario