miércoles, 21 de septiembre de 2011

La Generalitat gastó 159 millones de euros en la imposición del catalán en 2010



Las comunidades autónomas con dos lenguas destinan anualmente una cantidad de dinero a lo que denominan la‘normalización lingüística’, que consiste en el fomento de la lengua local relegando al español a un segundo plano a través de subvenciones y leyes. La Generalitat de Cataluña ha dedicado159 millones a la política lingüística en 2010. Una barbaridad de dinero, en un momento de crisis.
España está siguiendo los pasos de Grecia, y puede ser intervenida en cualquier momento por el Fondo Monetario Internacional. Los recortes presupuestarios han alcanzado a la educación y la sanidad, sin embargo la imposición de las lenguas regionales continúa. Uno de los problemas más graves es el endeudamiento autonómico.
Cataluña tiene una deuda de 31.740 millones de euros, con un déficit del 4.22% respecto al PIB autonómico. Escalofriantes cifras que pueden empeorar tras la reciente rebaja de la calificación de la deuda realizada por la agencia Fitch. Sin embargo a los gobernantes catalanes solo les preocupa la imposición de su lengua, por eso no tienen ningún problema en gastar 159 millones en la imposición del catalán en tan solo un año.
La imposición es una obsesión. Para ser el director del MNAC, museo de arte contemporáneo de Barcelona, ahora se exige el conocimiento del catalán. Es decir, que el director actual del MOMA de Nueva York no cumple los requisitos para dirigir el MNAC.
Pero no solo se impone el catalán con dinero, también se hace a través de las leyes. No importa que sean revocadas por los altos tribunales, la ‘normalización’ continúa.Alfonso López Tena, diputado de Solidaridad, ha explicado la estrategia para sortear la justicia. Se trataría de crear leyes nuevas “que hagan que la inmersión lingüística continúe en las escuelas para que el TC esté anulando leyes que ya no estén en vigor porque son anteriores”. También ha dicho que su interés en ir a las Cortes Españolas es “hacer política independentista, reventar España desde dentro y hacer daño a los intereses españoles”.
Por su parte, el socialista Ernest Maragall ha propuesto una solución más directa para no llegar al bilingüismo escolar. El ex consejero de Educación de la Generalitat ha propuesto desobedecer las sentencias de los tribunales y seguir aplicando el sistema actual. “Tenemos de actuar como un estado”, ha apuntillado.
Pero el incansable presidente de la asociación Convivencia Cívica Catalana,Francisco Caja, ha advertido que recurrirá al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo si la Generalitat no cumple las cinco sentencias del Tribunal Supremo (TS) que consideran que el castellano es también lengua vehicular.
A pesar de la diferencia de trato que se da a la población castellanohablante en Cataluña, hay nacionalistas que se sienten vejados. Tal es el caso del director de la academia de cine catalán, Joel Joan, que se ha desplazado a Estrasburgo para ofrecer un pase de un documental británico favorable a la independencia. “Que el mundo sepa cómo funcionamos catalanes y españoles y de qué manera el Estado nos trata y a ratos nos maltrata”, ha comentado. La academia de cine catalán dirigida por Joel Joan fue subvencionada por la Generalitat el año pasado con 625.000 euros.
> En la imagen, el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario