lunes, 29 de agosto de 2011

El racista Barrera veía con buenos ojos el debate interno de ETA


Heribert Barrera (ERC) ha fallecido a sus 94 años. Fue presidente de ERC y del Parlamento catalán, además de un destacado referente en la lucha por la independencia de Cataluña. El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha dicho que Barrera fue un hombre “íntegro, exigente y recto, valiente, un patriota y maestro de patriotas”. Por otra parte Jordi Pujol ha destacado su calidad moral. “Nos ha dejado el presidente Barrera, un referente en política para todos nosotros”, ha añadido. También el alcalde de Barcelona le ha dedicado bonitas palabras y ha anunciado que la ciudad condal le dedicará una calle.
La realidad es que Barrera siempre fue un radical. Era un convencido de que la raza blanca era superior y llegó a decir que “nadie me convencerá que es mejor una Rambla con gente mestiza que una donde tan sólo pasee gente de la raza blanca”. Además, sentía un profundo odio a España, llegó a decir que “la inmigración [andaluza] es la principal amenaza de Cataluña, conseguimos superar la oleada de andaluces, pero ahora el catalán está en peligro. A mí me gustaría una Cataluña como la de la República: sin inmigrantes [españoles]”.
Barrera sentía simpatía hacia la banda terrorista ETA: “Me merece más respeto un asesino de ETA que un delincuente común, puesto que el etarra mata por convicciones nobles, no por dinero”. Probablemente si estuviese vivo, ahora vería con alegría el debate que se está produciendo dentro de la banda para dejar las armas. Los dirigentes de la organización han enviado un cuestionario a todos los miembros en el que se les pregunta su opinión sobre la continuidad de la ‘lucha armada’. La intención de la banda es recoger opiniones hasta la Semana Santa de 2012 y en base a los resultados del cuestionario, tomar una decisión.
El presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, ha salido al paso diciendo que la noticia es una filtración interesada y que ETA prefiere a Rubalcaba como presidente “para continuar con lo pactado del proceso”. Lo más grave es que "pretenden que asumamos el final sin vencedores ni vencidos", ha recalcado.
Por otra parte, la banda asesina sigue su curso. La Guardia Civil tiene constancia de que ETA sigue activa en el País Vasco. El material requisado por la Benemérita durante los últimos meses contiene documentos que confirman la presencia dos comandos informativos. Dichos comandos no cuentan con más de seis personas cada uno.
Fuentes de la lucha antiterrorista explican que cuando ETA abandona las armas “los comandos de información están, si cabe, más activos. Preparan la vuelta a la acción armada analizando los posibles objetivos sobre lo que poder volver a actuar”.
Lo que no se entiende es que si ETA continúa con su actividad a pesar de la tregua, ¿por qué acercan presos a las cárceles del País Vasco?
> En la imagen, Heribert Barrera, ex presidente de ERC y el Parlamento catalán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario