viernes, 22 de julio de 2011

El nacionalismo apuesta por politizar religión y lengua


Juan Pablo II decía que "cuando el cristianismo se convierte en instrumento del nacionalismo, queda herido en su corazón y se convierte en estéril". La combinación de nacionalismo y cristianismo es explosiva, la religión deja de servir a Dios para servir a la ‘nación’. Eso es precisamente lo que ha pasado en la población barcelonesa de San Vicente de Castellet.
El obispo de Vic (Barcelona), Romà Casanovaha cesado al párroco de San Vicente de Castellet (Manresa), David de Vargas. El cura permitió que sonase elhimno de España durante la procesión de Semana Santa.También permitió a algunos niños tocar las campanas de la iglesia para celebrar la victoria de laselección española el año pasado. Ambas cosas son muy normales en cualquier pueblo de España. Al alcalde de San Vicente, Joan Torres (CIU), le pareció intolerable y decidió romper relaciones con la Iglesia.
Al alcalde no le molesta que se toquen las campanas cuando gana el Barça, ni que suene ‘Els Segadors’durante las procesiones de Semana Santa, sin embargo le parece intolerable el himno de España, así como que se celebre la victoria de ‘La roja’. El obispo ha cesado al párroco porque no puede seguir soportando la presión política del ayuntamiento.
Y si la religión queda desvirtuada por el nacionalismo y pierde su esencia, la educación también. A este respecto, Alfredo Pérez Rubalcaba ha recordado en TV3 que él ha defendido “el modelo educativo de Cataluña que, por cierto, pacté con el señor Pujol”. También ha añadido: “Defiendo el catalán y defiendo que la lengua vehicular en la escuela sea el catalán”. Más tarde comentó “lo peor del mundo son aquellos que se arropan en la bandera española y en la unidad de España y luego siembran la discordia”, refiriéndose a la gente del Partido Popular.
Para discordia, la de Oriente Medio. El líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, ha pasado por Barcelona y se ha sentido arropado en sus deseos de formar un estado Palestino independiente de Israel. Artur Mas le ha mostrado su comprensión en sus deseos de independencia “Palestina y Cataluña son dos viejas naciones que, de acuerdo con esta tradición histórica y de acuerdo con este concepto de un pueblo y una nación, entendemos perfectamente aquellos pueblos que desean vivir en libertad, en paz y prosperidad”, ha afirmado.
Y mientras la independencia no llega, Alfons López Tena (SI) da consejos sobre cómo burlar la ley. López Tena es notario y fue vocal del Consejo General del Poder Judicial durante siete años. El diputado autonómico ha animado a los concejales de los partidos nacionalistas a que retiren el retrato del rey Juan Carlos de los ayuntamientos, ya que la ley solo exige que el retrato esté durante las sesiones plenarias. En ese caso, ha animado a los concejales a que se ponga el retrato al revés.
A la derecha el obispo de Vic, Romà Casanova.

No hay comentarios:

Publicar un comentario