lunes, 25 de julio de 2011

Duran i Lleida (CiU) quiere ser ministro a cambio del 'pacto fiscal'


 La mayor ambición de un político es ser presidente del Gobierno o en su defecto ministro. Duran i Lleida (CIU) ha expresado su voluntad de serlo de un futuro Gobierno, aunque ha pedido a cambio una contraprestación económica: “Si llegamos a un pacto para reducir el déficit fiscal, podemos hablar de participar en el gobierno del Estado”.


El déficit fiscal es la diferencia entre lo que el Gobierno de la Generalidad gasta y lo que ingresa. En la actualidad el déficit es de 1.900 millones de euros. Por otra parte, solo entre 2007 y 2009 la Generalidad aportó 1.878 millones de euros a los medios de comunicación públicos. O sea que lo gastado por el gobierno catalán en tres años en TV3 solucionaría su problema fiscal.
Duran ha sido proclamado candidato de CIU a las próximas elecciones generales y durante su discurso ha denunciado la “intensa y constante campaña contra la lengua catalana y su normalización”, y profundizando en el tema de la lengua catalana ha dicho: “La lengua, ha de quedar claro, es el nervio de nuestra nación, y nunca, nunca, renunciaremos a su normalización”. Asimismo, ha denunciado la voluntad de humillar a Cataluña plasmada en la sentencia del Tibunal Cosntitucional que, a su juicio, “hirió la dignidad de Cataluña como nación”.
Si la dignidad de Cataluña está herida, mucho más herida está la dignidad de la periodista Anna Grau, que ha dejado de escribir en el diario catalán ‘Ara’, donde llevaba colaborando siete meses. La articulista ha denunciado varios conatos de presión, represión y ‘bullying’ por criticar el independentismo. Anna Grau ha dicho que “el independentismo catalán a mí no me quita ni una hora de sueño como española.¿Para qué, si sé que con toda seguridad nunca han dado ni darán pie con bola?” También ha criticado la ley del silencio dominante en la prensa catalanaya que hay cosas “que no se pueden decir si no quieres que te llamen facha. Pues ni soy facha, ni me callo”, ha dicho.
Cataluña no es libre, pero el País Vasco lo es menos, sobre todo desde queBildu ha conseguido representación en las instituciones políticas. El clima de violencia sigue en aumento. La consigna que ETA ha lanzado a todos sus seguidores es que hay que volver a tomar las calles este verano. Todos los pueblos dominados por la coalición filoterrorista van a tener unas fiestas diferentes llenas de fotos de presos de ETA y de peticiones de libertad para el pueblo vasco. La localidad de Ordicia, cuyo alcalde es de Bildu, ha programado una “manifestación en defensa de los derechos de los presos y presas vascas”, además tienen previsto colgarfotografías de presos de la banda en las casetas de las fiestas de los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario