martes, 8 de marzo de 2011

Román Cendoya habla de nacionalismo

Román Cendoya explica que el problema principal que tiene el nacionalismo es que del sentimiento hacen ideología y del sentimiento no se puede hacer ideología.

4 comentarios:

  1. No hay nada mas alejado del raciocinio que el nazionalismo, el cerebro del nacionalismo está en la víscera.
    El nazionalismo es como un pedo. Solamente le gusta al que se lo tira (Josep Plà).

    ResponderEliminar
  2. que razón tiene este hombre, si es que los nacionalistas están haciendo que no te guste vivir en tu tierra, y además te lo dicen , que te vayas de aquí si no te gusta, pero no solo ellos , sino también la gente que no es nacionalista y acata sumisamente las normas de estos individuos, que te dicen que lo asumas por que es lo que hay, que al final es lo que tendré que hacer, porque yo quiero más libertad y mejor educación para mis hijos

    ResponderEliminar
  3. Luis_123 ... me encanta esa cita, es totalmente cierta.

    Natalia ... tienes toda la razón, llega un momento que el nacionalismo hace que sea asfixiante vivir en Cataluña, porque son unos tiranos que se creen con derecho a increparnos y a exigirnos que pensemos como ellos. Yo te pido que antes de tomar la decisión de irte de Cataluña, que luches, que te opongas. Yo creo que si todos los que nos oponemos a la barbarie nacionalista hablamos al unísono, su tiranía se acabará ... espero no estar equivocado ...

    ResponderEliminar
  4. Dice Pepe que si todos los que nos oponemos a la barbarie nacionalista hablamos al unísono, su tiranía se acabará, y tiene toda la razón. Los separatistas hacen muchísimo ruido, pero son una ridícula minoría en España, démonos cuenta de una vez. Por eso utilizan sistemáticamente la violencia y el autoritarismo: porque son conscientes de su extrema deblidad. Incapaces de convencer y de ganar democráticamente (la propia Constitución contempla como posible la secesión de Cataluña; eso sí, con el refrendo de la mayoría del pueblo español), recurren al amedrentamiento como fórmula fascista de control social. Al disidente lo eliminan civilmente, sin descartar la eliminación física también (Terra Lliure, amenazas de muerte, gafitis de dianas, agresiones, balas en las puertas de los domicilios...).

    Hemos confundido "democracia" con "pasividad". El haberles permitido llegar a esto no ha sido talante democrático, no, sino temeraria estupidez. Algo antidemocrático, porque lo verdaderamente democrático es defender la democracia y la voluntad del pueblo soberano, sin permitir que una minoría de energúmenos renegados las revienten. Pero en España se entendieron mal las cosas a la muerte de Franco y por eso está pasando lo que está pasando ahora, empezando porque los Padres de la Patria eligieron un sistema electoral que privilegia a las minorías otorgándoles una representación política muy superior a la numéricamente real. Se creían ellos que con eso iban a contentar a los nacionalismos. ¡Sí, ya se ha visto lo agradecidos que nos están!

    ResponderEliminar