lunes, 21 de marzo de 2011

OBISPOS NACIONALISTAS

Artículo de Alejo Vidal-Quadras publicado en La Gaceta. 20-03-2011

Los obispos de las diócesis catalanas han hecho público un documento pastoral titulado “Al servicio de nuestro pueblo” en el que de forma explícita y rotunda hacen suyas las tesis del nacionalismo político. El texto es un monumento a la consagración de la identidad como valor primordial en una sociedad, sin que en ningún momento se añada que otros valores como la libertad, la justicia o la solidaridad deben prevalecer sobre aquélla, tal como establece la doctrina de la Iglesia y ratifican diversos e inequívocos pronunciamientos de Juan Pablo II y de Benedicto XVI. No se entiende muy bien a qué viene una defensa tan cerrada del “derecho a reivindicar y promover” lo que llaman “rasgos nacionales propios de Cataluña en el sentido genuino de la expresión” como si alguien lo hubiera impedido desde que se aprobó la vigente Constitución, salvo que consideren sus ilustrísimas que la expulsión de la lengua oficial del Estado del sistema educativo y del espacio oficial y público, la apertura de pseudoembajadas en Paris, Rabat o Nueva York, la capacidad para arruinar a la Comunidad creando una administración elefantiásica o la eliminación de cualquier apoyo a actividades culturales en español no sean suficientes herramientas de reivindicación y promoción de la identidad colectiva “genuina”. Por supuesto, siempre se podía mejorar la eficacia de la nacionalización de los habitantes del Principado recurriendo a la expulsión de los que se resistan a la normalización o recluyéndolos en campos de concentración, pero sería poco evangélico. Llama la atención que los prelados cuatribarrados no digan una palabra sobre el respeto al pluralismo en su grey porque se supone que si la identidad es tan crucial para la dignidad humana cualquiera de ellas merecerá igual consideración. El viejo eslogan “Volem bisbes catalans” se ha visto satisfecho, aunque con una ligera pasada de frenada. Ahora lo que hay son obispos pura y duramente nacionalistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario