lunes, 17 de enero de 2011

Perded toda esperanza

Artículo de Pepe García Domínguez en ABC sobre la ineficacia de la manipulativa política lingüística:
me refiero a la dichosa inmersión lingüística preceptiva, el mayor fracaso corporativo de nuestros nanonacionalistas vernáculos. A fin de cuentas, tan verdad es que toda la población castellanoparlante por debajo de la cuarentena conoce ahora el catalán, como cierta su imperturbable fidelidad a los sonidos maternos en la vida civil. Para desolación de nacional-sociolingüistas y demás místicos del verbo patrio, he ahí, clamorosa, la definitiva impotencia de la escuela en la cruzada por mutar el idioma de sus clientes.

Para leer el artículo completo pincha aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario